Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

7 hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

Comunicación Corporativa

-

12/05/2023

El cambio climático está afectando de manera significativa a la disponibilidad de agua en todo el mundo, y España no es una excepción.

A pesar de que vivimos en un país con una gran cantidad de recursos hídricos, muchos de ellos están en riesgo por la escasez de lluvias o debido a la gestión de los recursos disponibles, lo que ha generado una disminución en el caudal de ríos y acuíferos, que afecta a los ecosistemas y a las personas.

Ante esta situación, es esencial adoptar medidas para reducir el consumo de agua en los hogares, así como promover el uso de dispositivos y fomentar hábitos que permitan ahorrar agua, también conocida como oro azul.

¿Cuánta agua consumen los hogares?

Según la estadística sobre el Suministro y Saneamiento del Agua que elabora el INE (Instituto Nacional de Estadística), cada hogar español consume una media de 133 litros de agua al día por habitante, una cifra que se dispara hasta los 265 litros si recurrimos a los datos de la Agencia Europea del Medioambiente.

De hecho, según la Fundación Aquae, dos tercios del agua que consumen los hogares se usan en el baño (73%), mientras que un 19% corresponde a la cocina y un 8% a otros usos domésticos.

En el cuarto de baño, la ducha o bañera suponen un tercio del consumo (34%), siguiéndolas el inodoro (21%) y el lavabo (18%). Por su parte, la lavadora supone un 10% y el lavavajillas un 5%.

Aterrizando estos porcentajes a actividades cotidianas, esta misma fundación apunta los siguientes consumos en litros.

 

Actividad Consumo en litros
Lavar la ropa De 60 a 100 litros
Limpiar en casa De 15 a 40 litros
Lavar los platos a mano 100 litros
Lavar los platos en el lavavajillas De 18 a 50 litros
Cocinar De 6 a 8 litros
Darse una ducha De 35 a 70 litros
Darse un baño De 150 a 200 litros
Lavarse los dientes con el grifo cerrado 1,5 litros
Lavarse los dientes con el grifo abierto 30 litros
Lavar el coche con manguera Más de 500 litros
Lavarse las manos 1,5 litros
Descargar la cisterna del inodoro De 10 a 15 litros
Descargar media cisterna del inodoro Cerca de 6 litros
Regar un jardín pequeño 75 litros
Riego de plantas 15 litros
Beber 1,5 litros

 

Dispositivos para reducir el consumo de agua en los hogares

Actualmente, existen dispositivos que pueden ayudarnos a reducir el consumo de agua en los hogares como reguladores de caudal, aireadores o inodoros de doble descarga. Descubre cómo funciona cada uno de ellos.

  • Reguladores de caudal: son dispositivos que se instalan en los grifos y permiten reducir su flujo. De esta forma, se puede ahorrar una gran cantidad de agua sin realizar una gran inversión porque además de ser económicos son fáciles de instalar.
  • Aireadores: al igual que los anteriores se colocan en los grifos. Estos dispositivos permiten mezclar el agua con aire para reducir la cantidad de agua que sale por el grifo sin disminuir su presión. Son especialmente útiles en la cocina porque permiten ahorrar agua al fregar los platos o limpiar verduras, por ejemplo.
  • Inodoros o cisternas de doble descarga: se trata de inodoros que usualmente se colocan en la cisterna y que permiten reducir el consumo del agua gracias a dos botones de descarga: uno para una cantidad reducida de agua y otro para una cantidad mayor.

Hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

Al margen de los dispositivos que podemos instalar en nuestra vivienda, la mejor forma de reducir el consumo de agua en los hogares es adoptar una serie de hábitos verdaderamente efectivos. ¿Cuáles? Atento, seguro que muchos ya te suenan.

  1. Cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes. Con este gesto evitas que más de 30 litros de agua se vayan por el desagüe de forma innecesaria. Imagina el ahorro que supone el cepillado de todos los miembros de tu familia 3 veces al día. ¿Casi nada, no crees?
  2. Duchar en lugar de bañarnos: ¡Hawái y Bombay son dos paraísos, pero no te los montes en tu piso como hacía Mecano en su canción! Cambiar el baño por la ducha te permitirá ahorrar más de 100 litros de agua.
  3. Utiliza la lavadora y el lavavajillas con carga completa: optimizar el espacio al máximo de estos electrodomésticos y encenderlos con carga completa nos permitirá ahorrar una gran cantidad de agua y energía. Ah, mejor si los pones en modo eco.
  4. Usa el agua de lluvia para regar las plantas: Si, sabemos que la lluvia brilla por su ausencia en muchos puntos del país, pero no pierdas de vista este hábito. Coloca un recipiente en tu terraza o canalón para reutilizar el agua de lluvia en el riego de plantas o macetas.
  5. Reutiliza el agua: Al igual que en el punto anterior, una muy buena forma de ahorrar agua es reutilizarla. ¿Cómo? Usando el agua de la ducha para limpiar el suelo o conservando el agua de limpiar verduras para regar plantas domésticas.
  6. Repara las fugas de agua: Una fuga de agua se traduce en una gran pérdida diaria y en un aumento en nuestras facturas. Si detectas fugas o goteos en tu vivienda es importante repararla cuanto antes para evitar un desperdicio innecesario.

Casas con piscina. También se puede ahorrar agua

Si vives en una casa con piscina es importante que, a los hábitos que acabamos de proponerte en el punto anterior, le sumes otros adicionales. Llevándolos a cabo estarás formando parte del cambio, además de reducir tus facturas de agua.

  1. Cubre la piscina: Este gesto es un básico. Durante el invierno y por las noches, una de las formas más efectivas de reducir la evaporación del agua en tu piscina es cubriéndola con una lona. Además, esto ayudará a mantener la temperatura del agua.
  2. No vacíes la piscina al acabar la temporada. Es recomendable que la prepares para que la hibernación con productos específicos en lugar de desperdiciar tantos litros de agua.
  3. Controla los niveles de agua: revisa que el nivel de agua de tu piscina se mantenga en el punto adecuado para que no pierda agua al desbordarse ni se pueda dañar la bomba al succionar aire.
  4. Usa limpiafondos eléctricos que no consumen agua, algo que sí sucede con los hidráulicos.
  5. Repara las fugas: Lo vimos anteriormente y en la piscina pueden suponer una pérdida y un gasto aún mayor. Si notas que la tuya disminuye el volumen de agua es probable que tengas alguna fuga.
  6. Limpia los filtros con frecuencia: Los filtros de tu piscina pueden acumular mucha suciedad que haga que su eficacia disminuya. Limpiarlos con frecuencia hará que la depuradora no tenga que trabajar más de lo necesario y así ahorrarás agua y energía.
  7. Utiliza sistemas de tratamiento eficaces. En el mercado encontrarás tratamientos que te permitan mantener limpia el agua sin usar demasiados productos químicos (electrólisis salina, filtros, etc.).

Para concluir, recuerda que la situación del agua en nuestro país es cada vez más crítica y que cada gota cuenta. Por ello, es fundamental que todos contribuyamos para reducir el consumo de agua en los hogares adoptando pequeños gestos domésticos y utilizando dispositivos económicos.

Entradas relacionadas

Descubriendo las curiosidades del año bisiesto

Guía para tu próxima junta de vecinos 

Invertir en seguridad para la vivienda: ¿Necesidad o capricho?

Reformas para todos los bolsillos. Enamórate de tu casa y gana en sostenibilidad, ahorro y estilo