Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

10 consejos para dar más luz natural a tu vivienda

Comunicación Corporativa

-

16/04/2021

Con el avance de los meses, la llegada de la primera y el cambio de hora estamos disfrutando de más horas de luz natural. A todos nos gusta tener más claridad en nuestro espacio de trabajo y en casa, no sólo por el ahorro en la factura de la electricidad que eso conlleva. Si, a pesar de tener más horas de claridad, tu casa sigue estando poco iluminada, te dejamos estos diez consejos para que reduzcas la iluminación artificial.

1. Espejito, espejito… En el antiguo Egipto utilizaban una especie de espejos para reflectar la luz solar e iluminar las estancias. Si tú también quieres poner en práctica este truco, debes tener en cuenta cuales son los puntos clave en tus habitaciones para conseguir este efecto. Eso sí, evita poner los espejos de manera que refleje la luz en pantallas, como la televisión o en la zona de trabajo, cristales, sofá o lugares donde pases mucho tiempo.

2. Que las puertas abran luz: Utiliza puertas correderas para ampliar el espacio. También puedes elegir puertas de cristal o de materiales translúcidos para dejar paso a la luminosidad

3. ¿Te atreves con la brocha? Otra opción es pintarlas de blanco o de colores claros para que no oscurezcan la sala. Lo mismo puedes hacer con los marcos de las ventanas, coge pintura adecuada y acláralos en caso de que sean oscuros.

4. Derriba muros: Este consejo es solo apto para los valientes que se plantean una reforma. Si eliminas alguna pared o moldura innecesaria harás tu estancia más diáfana y habrá más claridad. Hasta hace poco se tenía el concepto de tener una casa muy compartimentada. Hoy en día priman tendencias de amplitud.

5. Despeja tus ventanas: Puede parecer muy lógica esta frase, pero hay veces en que llenamos la terraza o las ventanas de plantas, árboles de estatura media o de muebles que absorben la luz e impiden que pase.

6. En la decoración también está la clave. No llenes tu salón y las habitaciones de objetos que no son útiles. Pueden dificultar la sensación de amplitud y restar espacio visualmente. Redistribuye los muebles de manera que los más altos u oscuros queden más alejados de las ventanas para que no tapen la luz. También te aconsejamos que utilices textiles (sofás, colchas…) de tonos claros y naturales para aumentar la sensación que queremos conseguir.

7. ¿De qué color son tus paredes? Al igual que nos pasa con la ropa, no todo lo que nos gusta es lo que nos favorece. Te recomendamos pintar las paredes con colores claros o brillantes para que reflejen la luz, especialmente si tu casa no es muy grande. Los colores oscuros en las paredes harán que tengas la necesidad de tener iluminación artificial.

8. Desde las alturas: Si te lo puedes permitir, puedes instalar altos y grandes ventanales. Ten siempre en cuenta la orientación adecuada.

9. Elige bien tus cortinas: Puede servir como aislante de tu casa de la temperatura del exterior tanto en invierno como en verano. Para que las cortinas no resten luz a tu hogar, retíralas durante el día para que entre el máximo sol posible y elige telas finas y de colores claros. Para que no pierdas la intimidad y siga entrando luz, puedes optar por otras opciones como los visillos o estores.

10. Y ya por último recuerda que puedes escoger la tarifa eléctrica real, ya que muchas veces contratamos más de lo que consumimos.

Entradas relacionadas

¡Nos adherimos a la línea de avales para el acceso a la vivienda de los jóvenes!

Redecora tu casa, encuentra el estilo que va contigo

7 hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

La Deuda Ecológica de los Hogares en España: Un Reto Urgente para la Sostenibilidad