Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

7 puntos clave para conseguir la accesibilidad en la vivienda

Comunicación Corporativa

-

08/04/2021

Hay personas que viven en un continuo confinamiento, que no pueden salir de su casa (y mucho menos solas), que no pueden pulsar el botón de su piso en el ascensor, abrir su buzón, o disfrutar de la piscina o zonas comunes de su edificio. Actualmente solo un 0,6% de los edificios de viviendas en España son universalmente accesibles, a pesar de la Ley sobre Accesibilidad y no discriminación de las Personas con Discapacidad de 2010. Es más, según un estudio de Fundación Mutua de Propietarios revela el 74% de las que tienen movilidad reducida, (1,8 millones en total) necesitan ayuda para salir de sus casas. Esto les hace, en muchas ocasiones, sentirse mal consigo mismos y culpables por su estado.

Para que, entre todos, podamos hacer un mundo accesible y que ciertos colectivos puedan disfrutar de su vivienda, te traemos 7 puntos clave para conseguir la accesibilidad en la vivienda:

Del portal a la vivienda:

1.Accesibilidad en el ascensor:

Imagina no poder llegar a pulsar el botón del piso al que quieres ir. Para que esto no les siga pasando a los miles de personas que lo sufren cada día por estar en silla de ruedas, la altura de los botones para puedan llegar debe ser entre los 90 y 110 cm. Además, los botones también deberán tener indicado el piso o la señalética en braille para las personas que lo requieran. Además, los ascensores deberán tener señalizaciones acústicas para indicar en qué piso se está y si las puertas del ascensor se están abriendo o cerrando.

Un último punto para tener en cuenta para que el ascensor del edificio sea accesible es que deberá tener las puertas correderas y espacio suficiente delante del mismo para que la silla de ruedas peda maniobrar. Además, el espacio de la cabina ha de ser de a 1,1 x 1,4 m para que entre la silla de ruedas con opción a un acompañante.

2.Accesibilidad del portal al ascensor:

Lo que para muchos es un espacio fácil de cruzar, para otros es una odisea. Desde la entrada del portal hasta el ascensor muchas personas tienen escalones. Otras pueden contar con una rampa, aunque su inclinación sea elevada para poder manejarse en ella una persona sola.  Una solución que cada vez vemos en más portales son los elevadores verticales o las plataformas elevadoras.

3.Entrada/salida del garaje y acceso al edificio:

Si ya a muchas personas que no tienen dificultades les puede parecer la plaza de aparcamiento estrecha, imagínate a quien tenga que acceder con silla de ruedas. Para impulsar la accesibilidad, la plaza de aparcamiento deberá tener una dimensión de unos 5 metros de largo por 2,20 metros de ancho.

4.Zonas comunes:

Las personas con distintas capacidades tiene también derecho a disfrutar de las zonas ajardinadas o de la piscina de su propiedad. Para ello, el jardín deberá tener un espacio o carril pavimentado y liso, para que puedan moverse en él de manera cómo y sin dificultades.

Por otro lado, las piscinas deben disponer de un pavimento antideslizante y contar con elementos diferenciadores tanto en color como en textura para que las personas puedan percibir un cambio de parte. Además, en la zona de acceso deben incluir barandillas, una rampa con poca pendiente (máximo del 8%) y elevadores o grúas para que puedan disfrutar de la piscina personas con movilidad reducida.

 

De la calle al portal

5.Portero automático:

Si queremos que sea accesible debemos tener en cuenta dos elementos. El primero es la cámara, que ha de colocarla entre 1,30m o 1,40m de altura. El segundo elemento del que tenemos que disponer es del pulsador: su altura recomendada es entre los 80cm y 130 cm, así podrán acceder a él personas que vayan silla de ruedas y/o niños. Por último, tiene que ser entendible y fácil de usar.

6.Puerta de entrada al edificio

Cada vez hay más portales, tanto en edificio públicos como privados, que incluyen una puerta automática para aquellas personas con movilidad reducida. Al igual que ocurre en el ascensor, las puertas automáticas deberán tardar uno segundos en cerrarse y no hacerlo de golpe, para que la persona pueda entrar cómodamente y sin percances.

Otro tipo de puerta que facilita el día a día y mejora la accesibilidad son las corredizas, como muchos bares y restaurantes tienen incorporadas.

7.Elementos previos a la entrada:

No nos fijamos, pero muchos portales tienen uno o varios escalones para acceder a él. Si existe, es importante disponer también de una plataforma o rampa que ayude a superarlo. Los elementos decorativos como los macetones, pueden ser también un obstáculo para algunos.

Entradas relacionadas

¡Nos adherimos a la línea de avales para el acceso a la vivienda de los jóvenes!

Redecora tu casa, encuentra el estilo que va contigo

7 hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

La Deuda Ecológica de los Hogares en España: Un Reto Urgente para la Sostenibilidad