La nueva perspectiva hipotecaria: Sostenibilidad y eficiencia energética

Jose Manuel Fernández - 30/01/2019

La nueva perspectiva hipotecaria: Sostenibilidad y eficiencia energética

30/01/2019

El pasado miércoles tuve la oportunidad de asistir a la XVI Edición de la Jornada Hipotecas 2019: Nuevas reglas de juego, organizado por Cesine y patrocinado, entre otras compañías, por UCI. Una de las temáticas que se trataron en el evento fueron las nuevas perspectivas hipotecarias para este 2019 y, entre ellas, los desafíos y las oportunidades que se nos plantean dentro del sector hipotecario.

Entre los desafíos nos encontramos: los futuros cambios en la Ley Hipotecaria, la inseguridad jurídica, las próximas elecciones y el Brexit. Sin embargo, son mayores las oportunidades que se nos presentan: el crecimiento económico, el dinamismo del mercado inmobiliario, el crecimiento de los precios y actuar con mayor responsabilidad y sostenibilidad.

Este año debe ser clave para impulsar definitivamente las hipotecas verdes, un nuevo producto hipotecario pensado para ayudar a los consumidores a lograr hogares más eficientes en el uso de energía.

En este contexto, el pasado junio, la European Mortgage Federation dio el pistoletazo de salida a una carrera que promete transformar el sector hipotecario, dotándolo de una visión mucho más volcada en la sostenibilidad y la eficiencia energética de los inmuebles.

Me estoy refiriendo al Proyecto Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética, el cual se enmarca dentro de la Iniciativa de Hipotecas de Eficiencia Energética o EeMAP (Energy Efficient Mortgages Action Plan).

A lo largo de este artículo, voy a analizar la evolución e importancia de esta iniciativa, así como la transformación y concienciación que, poco a poco, están teniendo lugar en el sector hipotecario respecto al impacto medioambiental acerca de los edificios y hogares que son objeto de financiación.

Evolución y expectativas del Proyecto Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética

A principios de 2017, la EeMAP logró el respaldo de los fondos de la UE, con el fin de crear un producto hipotecario de eficiencia energética.

Este producto debía ofrecer a los compradores de vivienda una mejor tasa de interés o bien capital adicional, con la condición de que el inmueble adquirido fuese más eficiente energéticamente, o bien hubiese un compromiso de llevar a cabo una rehabilitación energética.

Los principales argumentos para justificar la mejora de las condiciones de financiación son los siguientes:

●     Por un lado, la eficiencia energética implica una reducción de la carga de gastos que el comprador tendrá que hacer frente respecto al consumo energético del inmueble.

●     Así mismo, dicha eficiencia también supone un incremento comparado del valor de la propiedad.

Todo ello supone una mitigación del riesgo crediticio asumido por la entidad financiadora, lo cual debería reflejarse en las condiciones de la hipoteca.

Un Libro Blanco para una “Hipoteca Verde”

Con el fin de garantizar que estos nuevos préstamos hipotecarios supongan un apoyo a la política sobre clima y energía de la UE, la EeMAP elaboró previamente un total de 4 informes que reflejaban la viabilidad y beneficios que los bancos obtendrían al apostar por estas “hipotecas verdes”.

Fruto de dichos informes, la EeMAP publicó su Libro Blanco, en el cual se establecen una serie de recomendaciones específicas para la creación de este nuevo producto hipotecario en Europa.

Además, también se indican:

●     Las acciones técnicas apropiadas para posibilitar una armonización de los préstamos hipotecarios con la política climática y energética europea.

●     Así como la forma en la que se han de recopilar los datos que posibiliten a los reguladores financieros verificar la disminución del riesgo en los préstamos de este tipo.

El Proyecto Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética que he mencionado al comienzo es el resultado de la aplicación práctica de todas estas recomendaciones e instrucciones.

UCI como pionera de las hipotecas de eficiencia energética

Las hipotecas suponen un tercio de los activos del sector bancario, lo cual equivale a su vez a la mitad del PIB de toda la UE.

No cabe duda de que las entidades bancarias y financieras tenemos una responsabilidad a la hora de liderar los proyectos que tienen repercusión climática y energética, apoyando y recompensando aquellos que apuesten por la sostenibilidad.

Por ese motivo, UCI es una de las principales pioneras del sector. De hecho, es una de las 7 empresas españolas que, junto a otras 37 entidades europeas, forman parte del Proyecto Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética.

Esta iniciativa se engloba, además, dentro del proyecto Green Mortage de UCI, el cual será objeto de implantación en España y Portugal. Su objetivo es alentar a los consumidores a comprar viviendas de alta eficiencia energética o proceder a su rehabilitación.

Es evidente que la sostenibilidad y la eficiencia energética son ámbitos que ya están cambiando el sector hipotecario no sólo en España, sino en toda Europa.

Iniciativas como el Proyecto Hipotecas Piloto de Eficiencia Energética o Green Mortgage son claros ejemplos de una progresiva concienciación del sector respecto y su papel dentro de la preservación de nuestro ecosistema.

Tan solo espero y deseo que el resto de entidades y agentes del mercado se unan a esta iniciativa lo antes posible.