Las oportunidades de negocio que nos proporciona el Big Data inmobiliario

Jose Manuel Fernández - 30/08/2018

Las oportunidades de negocio que nos proporciona el Big Data inmobiliario

30/08/2018

Recurrir al Big Data nos permitirá obtener una ventaja competitiva adicional. Ya que conseguiremos recabar un gran número de datos y al cruzarlos, comprenderemos mejor el sector y tomaremos mejores decisiones de compra, venta o inversión.

Los avances en digitalización de datos, algoritmos e inteligencia artificial posibilitan la recogida de datos de todo tipo, estructurados y desestructurados que son cruciales para nuestras decisiones de negocio y comerciales.

En los últimos años, la analítica ha dado un paso más incluyendo la predicción al análisis de los datos históricos.

Quedan atrás ya las herramientas tradicionales de procesamiento de datos, como las fórmulas de Excel. Si no contamos con recursos de análisis de Big Data, nos quedaremos atrás en la detección de nuevas oportunidades de negocio.

1.Experiencia personalizada para el cliente

El cliente espera que nos ajustemos a sus necesidades y gustos. El Big Data nos permitirá cruzar datos de oferta y demanda, optimizando así nuestro proceso de ventas.

Conseguiremos una mayor captación en las primeras fases de decisión. Ya que le mostramos desde el principio ofertas que se adaptan exactamente a los gustos del comprador.

Tendremos un proceso de venta más rápido y menos costoso para la inmobiliaria y el cliente. Debido a que esa oferta personalizada permite menos costes de visita a inmuebles no deseados y menos ofertas que no encajan con el perfil financiero.

Obtendremos una mayor satisfacción y fidelidad tras la compra. Aumentando nuestro prestigio, imagen de marca y la posibilidad de que nos recomienden.

La personalización es clave para atraer la atención de los clientes y un motor increíble de las ventas. Empresas líderes como Amazon usan esa personalización, apoyándose en infinidad de datos, y los resultados son innegables.

2. Precisión en la investigación de mercado

Las plataformas de análisis de Big Data nos permiten por ejemplo cruzar datos del catastro con datos de oferta inmobiliaria de una zona, de los servicios que hay alrededor o de otros indicadores de bienestar y calidad de vida…

Todas estas variables posibilitan un servicio más rápido y eficaz de valoración del inmueble, proporcionando a nuestros clientes una idea real de cuánto pueden obtener por la venta de su vivienda. Y a nosotros, nos aporta información sólida para negociar con garantías durante la venta.

3. Valoración de inversiones y riesgo

Otra de las ventajas es que podemos predecir mejor el riesgo y el valor futuro que puede tener una vivienda como inversión.

El análisis de precios históricos, la evolución que experimenta una zona, las previsiones económicas y otros datos pueden ser determinantes para el negocio. Agencias como Realtor o Zillow usan el Big Data para estimar el valor de las viviendas en un horizonte a 10 años.

Durante mucho tiempo, los bancos han usado modelos de valoración automatizada. Hoy, la eficacia de los nuevos métodos es muy superior, y están al alcance de todos. Tenemos más información que nunca para encontrar oportunidades de inversión excelentes y asesorar a clientes que estén interesados en eso.

Asimismo, el Big Data nos proporciona una enorme ventaja para considerar rápidamente opciones de financiación, adaptarlas al perfil de nuestro cliente y saber al instante a qué puede aspirar, para asesorarle mejor.

El papel del agente inmobiliario

Espero haberos convencido de los valores diferenciales que aporta el Big Data al sector inmobiliario. Sin embargo es importante tener en cuenta que no solo es una herramienta para recabar datos sino que es necesario un análisis de los mismos.

Hace unos meses, en Geekwire, se planteaba el debate de si la inteligencia artificial y la automatización ocuparían el lugar del agente inmobiliario, borrándolo del proceso, como puede ocurrir en el trabajo humano de otros sectores.

La conclusión a la que se llegaba es similar a la mía. El Big Data y la automatización son una enorme ayuda, pero no un sustituto. Apoyándose en la información, el agente inmobiliario tiene la mayor oportunidad de todas: Aprovechar su expertise y proporcionar un enorme valor añadido a sus clientes, que es de lo que se trata.

Al final, los datos no son nada sin la capacidad y la experiencia para aprovechar las oportunidades que nos muestran. Además, la compra de vivienda por parte de un particular tiene un componente emocional en muchas ocasiones, que hará imposible borrar del todo a las personas en el proceso.