Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

6 formas de mantener alta la energía en tu día a día y en tu hogar

Comunicación Corporativa

-

10/04/2023

La primavera es una época del año que muchos esperamos con entusiasmo, aunque tenemos que pasar por el cansancio, fatiga y la falta de concentración que nos trae la astenia primaveral.

Para mantener la energía bien alta en nuestro día a día, tenemos que cuidar nuestro bienestar en casa así que aquí tienes algunas herramientas necesarias para mantener tu energía y evitar el agotamiento de la astenia primaveral en tu hogar.

1. Descansa correctamente 

 

Lo ideal es dormir entre 7 y 9 horas al día para mantener tu energía al máximo. Tu cansancio afecta directamente a la concentración, la toma de decisiones y la productividad. Si ves que alguna de ellas se está viendo afectada, un breve descanso o un café pueden ayudarte.

Descansar correctamente no solo te ayuda a recuperar energía, sino que tiene muchos otros beneficios:

  • Te ayuda a prevenir enfermedades y mejora tu sistema inmunológico.
  • Mejora tu estado de ánimo al reducir el estrés y la ansiedad.
  • Mejora tu rendimiento y la recuperación corporal.

2. La actividad física te da energía

 

El ejercicio mejora tu actividad sanguínea y pulmonar, y no hablamos de correr 1 hora, con andar un poco es suficiente.

Prueba a ir de casa al trabajo, o si se trata de un trayecto demasiado largo, puedes hacer una parte andando y otra en tu medio de transporte cotidiano.

Además, la actividad física contribuye directamente a la salud mental y cardiovascular, y te ayuda a afrontar retos físicos y mentales como mejorar el rendimiento y la capacidad de aprendizaje.

3. Cuida tu alimentación 

 

La alimentación es el motor de nuestra energía. Intenta hacer cinco comidas saludables al día para mantenerla al máximo. Pero ojo, evita los azúcares en exceso y opta por tomar alimentos ricos en nutrientes.

Además, está comprobado que la alimentación influye positivamente en nuestro estado de ánimo y nuestra concentración. Esto es porque los alimentos considerados saludables tienen nutrientes como el triptófano, el hierro o la vitamina B, que afecta a la concentración, la memoria y la regulación de nuestro flujo de sueño.

4. Mantén una postura correcta

 

¿Sabías que la higiene postural te ayuda a mejorar la respiración y la circulación de la sangre? Esto aumenta directamente tu energía, por lo que procura mantener siempre posturas que sean cómodas y saludables.

Además, una buena postura nos ayuda a largo plazo porque previene dolores de espalda y mejora la digestión, ya que, si tenemos una mala postura, estamos “complicando” las funciones de nuestro organismo al comprimir los órganos y no permitirles trabajar en su posición natural.

Siéntate erguido con los hombros hacia atrás y el mentón elevado para distribuir el cuerpo de manera uniforme.

5. Haz pausas regulares 

 

No somos robots, y no rendimos igual si trabajamos 5 horas seguidas y sin un solo descanso. Asegúrate de tomar descansos durante el día, levantarte con frecuencia para estirar las piernas o desconecta 5 minutos de lo digital para descansar tu vista.

Así, conseguirás contribuir a esa higiene postural de la que hemos hablado, además de evitar el conocido “burnout” y contribuir a tu concentración y tu productividad.

Al viajar en tus vacaciones, tomas descansos con frecuencia para llegar bien a tu destino, y a la hora de realizar tareas sucede lo mismo.

6. Administra el tiempo 

 

La mejor forma para evitar el estrés es prevenir el agotamiento. Organiza tu día, tus tareas y tus descansos de forma realista para evitar procrastinar o sobrecargarte. Prueba a seguir estos trucos cada día e impleméntalos poco a poco, no tardarás en notar la diferencia y en mejorar la calidad de tu trabajo.

Para administrar tu tiempo, establecer una lista de tareas y prioridades puede ayudarte. Prueba algunas metodologías de productividad como el Método Pomodoro o Agile para exprimir al máximo tu tiempo.

5 formaciones que te ayudarán 

 

Desde aquí, te dejamos algunos temas sobre los que puedes buscar formaciones que te pueden ayudar si quieres mejorar tu energía en el día a día:

  • Productividad personal
  • Transforma el estrés y la frustración
  • Alimentación saludable y digestión óptima
  • Combate el tecnoestrés
  • Organización personal en entornos digitales

¿Qué te ha parecido? Nos gustaría saber cómo trabajas tú en mantener la energía bien alta o por dónde vas a empezar a aplicar estos consejos, ¡te leemos en los comentarios!

Entradas relacionadas

¡Nos adherimos a la línea de avales para el acceso a la vivienda de los jóvenes!

Redecora tu casa, encuentra el estilo que va contigo

7 hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

La Deuda Ecológica de los Hogares en España: Un Reto Urgente para la Sostenibilidad