Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

Ciberresiliencia en el hogar: protegiendo nuestros dispositivos conectados

Comunicación Corporativa

-

16/01/2024

La Unión Europea (UE) avanza en una Ley de Ciberresiliencia con la que pretende que todos los productos digitales conectados a internet cuenten con medidas de ciberseguridad en todo su ciclo de vida. ¿Qué es la Ciberresiliencia y por qué resulta tan importante? Te lo contamos.

El smartwatch que usas cuando sales a correr, el altavoz inteligente que te despierta con música cada mañana, la cámara de seguridad que vigila tu coche en el garaje o el monitor que te permite vigilar a tu bebé mientras duerme. Todos estos aparatos tienen en común que están presentes nuestro día a día. De hecho, según nuestro I Observatorio sobre Vivienda y Sostenibilidad, aproximadamente la mitad de los españoles (49,2%) afirma tener tecnologías IoT (Internet of Things) en su vivienda. Sin embargo, lo que no resulta tan evidente es el riesgo de seguridad que estos aparatos pueden representar. Aquí es donde la ciberresiliencia entra en juego y es crucial para garantizar la protección de nuestros aparatos domésticos y, por extensión, la nuestra.

¿Qué es la ciberresiliencia?

La ciberresiliencia se refiere a la capacidad de un sistema para resistir, adaptarse y recuperarse de amenazas cibernéticas. En el contexto de los hogares conectados, implica implementar medidas de seguridad que no solo prevengan ataques, sino que también permitan la rápida recuperación en caso de una brecha de seguridad.

Importancia de la ciberresiliencia en los aparatos domésticos

1. Vulnerabilidades Emergentes: A medida que incorporamos más dispositivos a nuestra red doméstica, también aumenta la superficie de ataque para los ciberdelincuentes. La ciberresiliencia se convierte en un escudo esencial para prevenir intrusiones.

2. Protección de Datos Sensibles: Desde información personal hasta datos financieros, nuestros dispositivos domésticos cada vez almacenan más datos. La ciberresiliencia asegura que estos datos estén protegidos contra amenazas como el robo de identidad y el ransomware, también conocido como secuestro de datos.

3. Continuidad del Servicio: Imagina depender de dispositivos conectados para tareas cotidianas. La ciberresiliencia garantizaría la continuidad del servicio, evitando interrupciones en funciones esenciales y asegurando que la vida cotidiana no se vea afectada por ciberataques.

4. Actualizaciones y Parches: Los dispositivos conectados a menudo requieren actualizaciones de seguridad. La ciberresiliencia implica mantener estos dispositivos al día con los últimos parches y actualizaciones, fortaleciendo así su capacidad para resistir amenazas.

¿En qué consiste la Ley de Ciberresiliencia de la UE?

Según informa la Unión Europea en su página web, la Ley de Ciberresiliencia tiene como objetivo proteger a consumidores y organizaciones que adquieren o usan productos con un componente digital a lo largo de todo el ciclo de vida de un producto.

Esta normativa tiene como objetivo resolver los niveles inadecuados de ciberseguridad que muchos productos presentan en la actualidad y será una garantía de seguridad para los consumidores, confirmando que su ciberseguridad está protegida.

¿A qué productos aplicará esta norma? Las informaciones publicadas afirman que se aplicará a todos los productos conectados directa o indirectamente a la red u otros dispositivos, excepto exclusiones o servicios ya cubiertos por normas existentes, como automóviles, aviación o dispositivos médicos.

¿Cuándo entrará en vigor? Tras el acuerdo alcanzado por la Comisión y el Parlamento Europeos a finales de noviembre, su aprobación depende de la aprobación formal de ambos organismos, aunque se espera que entre en vigor a comienzos de 2024.

Una vez que la Ley de Ciberresiliencia entre en en vigor, los programas informáticos y los productos conectados a Internet llevarán el marcado CE para indicar que cumplen las nuevas normas.

Consejos para mejorar la ciberresiliencia en Casa

Si bien, esta normativa va a suponer un gran avance en materia de ciberseguridad para los hogares, conviene que tomemos medidas para evitar posibles brechas de seguridad en nuestro día a día. ¿Qué puedes hacer?

1. Contraseñas robustas: Utiliza contraseñas fuertes y cámbialas regularmente para evitar accesos no autorizados.

2. Actualizaciones automáticas: Habilita las actualizaciones automáticas en tus dispositivos para asegurar que estén protegidos contra las últimas amenazas.

3. Red segura: Configura una red doméstica segura con firewalls y encriptación para proteger la comunicación entre tus dispositivos.

4. Educación Familiar: Informa y educa a tu familia sobre prácticas seguras en línea para reducir el riesgo de caer en trampas cibernéticas.

5. Software antivirus: Instala y actualiza regularmente software antivirus en todos tus dispositivos para una capa adicional de protección.

En conclusión, la ciberresiliencia es esencial en el entorno actual de hogares conectados. Al adoptar medidas proactivas para fortalecer la seguridad de nuestros dispositivos, podemos disfrutar de las comodidades de la IoT sin comprometer la integridad de nuestra información y la funcionalidad de nuestros aparatos domésticos.

Entradas relacionadas

Descubriendo las curiosidades del año bisiesto

Guía para tu próxima junta de vecinos 

Invertir en seguridad para la vivienda: ¿Necesidad o capricho?

Reformas para todos los bolsillos. Enamórate de tu casa y gana en sostenibilidad, ahorro y estilo