Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

¿Conoces el sistema de logística inversa? 

Comunicación Corporativa

-

06/08/2021

Nuestro planeta se ve amenazado cada vez más por la cantidad de residuos que generamos. La logística inversa es una de las formas de pasar de la palabra a la acción para cuidar del medio ambiente. 

¿Qué es la logística inversa? 

La logística inversa es un conjunto de actividades y procesos que facilitan la gestión de los residuos con el fin de que estos sean aprovechados o eliminados de manera sostenible. 

El European Working Group on Reverse Logistics (REVLOG) la definió en 2004 como “las operaciones relacionadas con la reutilización de productos y materiales incluyendo todas las actividades logísticas de recolección, desembalaje y proceso de materiales, productos usados, y/o sus partes, para asegurar una recuperación ecológica sostenida.” 

La logística tradicional se encargaba de hacer llegar el producto al punto de consumo. A diferencia de ésta, la logística inversa hace llegar el producto del cliente al proveedor. Un buen sistema de logística inversa es aquel que se sustenta en la regla de las ‘R’: reciclar, reutilizar y reducir. 

Legislación  con el medio ambiente

La logística inversa está muy relacionada con la protección del medio ambiente. La nueva normativa europea hace a los productores responsables de todo el ciclo de vida del producto. Por tanto, la empresa debe acompañar hasta que su producto se convierte en residuo. Pero, ¿a que responden todos estos cambios legislativos? 

En primer lugar, a la preocupación creciente por el cuidado del medio ambiente y del planeta. Europa está comprometida con la Agenda 2030 y, por tanto, con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  

Para que los cambios sean sólidos deben contar con una normativa detrás que los respalde. Desde la Unión Europa se establecieron, entre otras, estas leyes y normas fundamentadas en su VI Programa sobre Medio Ambiente: 

  • La Directiva (UE) 2018/852 del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 mayo de 2018 por la que se modifica la Directiva 94/62/CE relativa a los envases y residuos de envases 
  • La Directiva 2012/19 del Parlamento Europeo y del Consejo de 4 de julio de 2012 sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) 

 

En segundo lugar, en 2006 Alemania, en el 2006, y los demás países de la UE en el  2010, establecieron una nueva normativa. Su objetivo es obligar al proveedor a responder de manera integral por la logística inversa de todos los desechos y elementos generado por sus productos. Esto tiene una parte beneficiosa para la empresa y es que abre un camino para la diferenciación más allá del su producto.  

 Tipos de logística inversa 

 En la actualidad, se hace una diferenciación de dos tipos: 

  1. De residuos: recolección, reciclaje y tratamiento de los desechos generados del producto final una vez es comercializado. Esta acción ayuda, por un lado, a reducir el impacto en el planeta, y por otro, a que los artículos sean reutilizados para generar nuevamente valor. Esto último, puede ser como materias primas, repuesto, etc. 
  2. De producto: cuando el artículo se queda obsoleto sigue un proceso de devolución planificado. Por ese transcurso puede haber a cambio o no una retribución.  

El flujo de la cadena 

Cliente -> Empresa origen  ->Reciclaje y desecho de piezas-> Inicio de un nuevo ciclo de producción. Dentro de este flujo intervienen estos actores:  

  • Los procesos necesarios para que la cadena de suministro se complete. 
  • El consumidor del artículo es su obligación hacer volver al producto una vez que su tiempo de vida útil haya terminado. 
  • La sociedad origen o proveedor origen: la empresa se convierte en responsable del producto una vez lo recibe. Su obligación es deshacerse de él correctamente y respetando el medio ambiente.
  • Reciclaje y desecho de piezas: la correcta actuación de la empresa o compañía es vital en esta parte. Por un lado, debe tratar con máximo cuidado los desechos nocivos para la naturaleza, y reciclarlos correctamente. A su vez, para conseguir la optimización se deben rescatar las piezas útiles. Estas podrán ser utilizadas en otros procesos de fabricación.  
  • Nuevo ciclo de producción: las piezas recicladas con anterioridad son usadas para la creación de nuevos productos.  

 

 ¿Por qué implementar la logística inversa? 

  1. Mejor gestión de los recursos  
  2. Fortalecimiento de la imagen y reputación de la empresa 
  3. Reducción de costes  
  4. Cooperar en el cuidado y protección del medio ambiente 

 

Ahora que ya sabes en qué consiste la logística inversa, ¿lo implementarías en tu empresa? ¡Atrévete y forma parte del cambio! 

Entradas relacionadas

Descubriendo las curiosidades del año bisiesto

Guía para tu próxima junta de vecinos 

Invertir en seguridad para la vivienda: ¿Necesidad o capricho?

Reformas para todos los bolsillos. Enamórate de tu casa y gana en sostenibilidad, ahorro y estilo