Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

Invertir en seguridad para la vivienda: ¿Necesidad o capricho?

Comunicación Corporativa

-

21/02/2024

Según un informe, el 75% de los españoles consideran a España como un país seguro. Sin embargo, a pesar de esta percepción, España se sitúa por encima de la media europea en preocupaciones sobre seguridad, siendo el robo en los hogares es la principal inquietud de los propietarios e inquilinos.

Aunque existen ventajas evidentes de invertir en seguridad para nuestra vivienda, hay quienes cuestionan si es realmente necesario o simplemente un capricho reservado para personas con alto poder adquisitivo. ¿Necesidad o capricho? En este artículo, exploraremos esta pregunta y examinaremos por qué invertir en seguridad para la vivienda es más que un simple lujo.

La importancia de sentirse seguro en casa

Cuando se trata de sentirnos seguros en nuestra casa, no hay lugar para dudas. No importa si vivimos en un pequeño apartamento en la ciudad o en una casa grande en las afueras. Nuestra casa es el lugar donde descansamos, pasamos tiempo con nuestros seres queridos y nos refugiamos del estrés diario. Por lo tanto, garantizar su seguridad es fundamental para nuestro bienestar emocional y físico. Por eso muchas personas consideran que invertir en medidas de seguridad es una necesidad y no un capricho.

Aumentar el valor de la propiedad

Además de los beneficios directos para la seguridad y el bienestar de los habitantes, invertir en medidas o sistemas de seguridad también puede aumentar el valor de nuestra propiedad pues las casas equipadas con sistemas avanzados de seguridad pueden ser más atractivas para los compradores potenciales, lo que puede aumentar su valor de reventa.

Reducción del riesgo de robo y pérdidas

Según el último informe del Ministerio del Interior, los robos con fuerza en domicilios en el pasado 2023 ascendieron a más de 60.000 en España. Además de tomar medidas cuando estamos fuera de casa, disponer de sistemas de seguridad en el hogar ayuda a disuadir a los intrusos y protegen nuestras pertenencias.

¿Qué tipos de sistemas de seguridad son los más comunes? Seguridad activa y pasiva

En la actualidad existen diversos sistemas y medidas de seguridad aunque pueden clasificarse como medidas de protección pasivas o activas en función de su objetivo. La seguridad activa se centra en prevenir que los sucesos ocurran, mientras que la seguridad pasiva está más enfocada a minimizar los daños en caso de que ocurra un suceso. Ambas son complementarias.

Sistemas de seguridad activa: Como te decíamos, están diseñados para evitar la entrada de intrusos en la vivienda. Se trata de señales, avisos o carteles, cerramientos y vallas que cerquen el perímetro de la vivienda o impidan el acceso, simulaciones de presencia, como la programación de luces a través de dispositivos de domótica o cajas fuertes con cerraduras de seguridad.

Todos ellos, actúan como barreras físicas o disuasorias para reducir la probabilidad de que el robo o allanamiento se produzca.

Sistemas de seguridad pasiva: estos sistemas se activan una vez que un evento ha comenzado. Aunque no pueden evitar el riesgo completamente, ayudan a minimizar los daños. Se trata de cámaras de videovigilancia, sensores de movimiento, alarmas o centrales receptoras de alarmas. Elementos que proporcionan alertas tempranas y pueden ayudar a responder rápidamente para reducir los daños potenciales en un domicilio.

Los expertos en seguridad recomiendan combinar ambos sistemas estratégicamente. Por ejemplo, puedes complementar la cerradura de seguridad de tu casa con cámaras de videovigilancia y sensores de movimiento.

En cuanto a las medidas de seguridad que suelen instalarse de manera proactiva, encontramos como una práctica mayoritaria las alarmas conectadas a una Central Receptora (CRA) con aviso a la Policía. Este servicio lo ofrecen las empresas de alarmas, que a cambio de una mensualidad protegen los hogares con equipamientos actuales.

Como has visto, invertir en seguridad para la vivienda va más allá de un simple capricho. Si bien puede requerir una inversión inicial, los beneficios a largo plazo pueden ser contar con un hogar seguro y protegido en el que vivir con tranquilidad.

Entradas relacionadas

Hora planeta: Apaga las luces, enciende el planeta

Cómo hacer de nuestra vivienda un refugio a salvo de alergias primaverales

Crea un hogar corresponsable

Campaña de la Renta 2023: guía rápida con todo lo que debes saber