¿Por qué la ISO 14001 puede ser buena para tu empresa?

Comunicación Corporativa - 18/01/2022

¿Por qué la ISO 14001 puede ser buena para tu empresa?

18/01/2022

Sin duda, la implementación de sellos o certificaciones ambientales como la ISO 14001 en tu empresa, son un plus. En un mundo cada vez más preocupado por la sostenibilidad y el medio ambiente, el uso de las normas ISO cobran gran importancia. ¿Conoces las ventajas de la ISO 14.001?

Empecemos por el principio.

¿Qué son las normas ISO?

Las normas ISO son un conjunto de estándares con reconocimiento internacional que fueron creados con el objetivo de ayudar a las empresas a establecer unos niveles de homogeneidad en relación con la gestión, prestación de servicios y desarrollo de productos en la industria.

Las iniciales ISO son el acrónimo de:

  • International
  • Organization for
  • Standardization

Su origen se remonta a 1946. Las normas se crearon para ofrecer una orientación, coordinación, simplificación y unificación. Las normas permiten estandarizar las normas de productos y servicios para que puedan compararse entre sí.

Algunas de las ISO más usadas son:

  • ISO 31000: implementación del pensamiento basado en riesgos en una organización. Reduce costes y se mitigan riesgos.
  • ISO 9001: sirve la implantar Sistemas de Gestión de Calidad en la gestión de productos.
  • ISO 37301: relacionada con el ‘Compliance‘. Su objetivo es prevenir los riesgos de incumplimiento legal.
  • ISO 45001: con sus premisas se puede implementar un Sistema de Gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo.

La ISO 14001

La norma internacional ISO 14001  nace como respuesta a la preocupación mundial por el medio ambiente y la proliferación de normativas ambientales regionales. Es en este contexto, surge la necesidad un indicador universal para evaluar los esfuerzos de una organización por alcanzar una protección ambiental confiable y adecuada.

Entonces, ¿Cuál es su función? Garantizar procesos más sostenibles a organizaciones pequeñas, medianas o grandes. El estándar incluye los requisitos necesarios para poner en marcha un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) en una compañía.

La ISO 14001 establece herramientas y sistemas enfocados a los procesos de producción al interior de una empresa u organización, y de los efectos o externalidades que de estos deriven al medio ambiente, ayudando de esta forma a reducir los riesgos ambientales.

La última versión de la norma, ISO 14001:2015 estable como identificar los riesgos, pero no obliga a hacer una evaluación de riesgos como tal. En resumen, tres son sus propósitos principales:

  • Garantizar los resultados previstos del Sistema de Gestión Ambiental
  • Prevenir o reducir efectos no deseados sobre el medioambiente
  • Lograr la mejora continua de la organización

UCI y la ISO 14001

Como entidad financiera, queremos tener un papel relevante en la descarbonización de los países en los que desarrollamos nuestra actividad. Un reto que abordamos a través de nuestro proyecto Green, desarrollando iniciativas y productos financieros para contribuir al bienestar social y al medio ambiente. Así mismo, con este plan se incentiva la compra de viviendas energéticamente eficientes y la rehabilitación del parque inmobiliario.

Es por esto que contamos con el certificado ISO 14001 por nuestro sistema de gestión ambiental para las actividades en nuestra sede central.

Para la protección del Medioambiente y la Sostenibilidad, en UCI asumimos los compromisos de:

  • Promover la transición de los productos de la  compañía hacia un modelo más sostenible.
  • Medir y mejorar la gestión eficiente de las oficinas, fomentando los procesos de mejora en la reducción del consumo de recursos y reciclado para minimizar el impacto ambiental.
  • Incentivar la movilidad sostenible para reducir emisiones de co2.

 

En UCI integramos los riesgos ambientales en la gestión global de riesgos de la compañía, con controles específicos en materia medioambiental y una evaluación periódica de los consumos y emisiones generadas, pese a no tener identificadas actividades de riesgo grave para la salud pública o el medio ambiente.

Por último, no hay que olvidar que todas las ISO tienen un carácter voluntario. Si una empresa decide usarlas puede ser una forma de abrirse puertas en el mercado, y de darle un valor añadido a su empresa.