¿Qué hacer después de una entrevista de trabajo?

Comunicación Corporativa - 22/03/2022

¿Qué hacer después de una entrevista de trabajo?

22/03/2022

Sigue existiendo una tendencia generalizada a pensar que los profesionales de Recursos Humanos trabajan de una manera muy poco transparente. Y de lo que más se quejan los candidatos es que no se llama después de las entrevistas de trabajo. En los últimos años, las compañías han dado un giro en el cuidado de la relación de las personas que participan en los procesos de selección.

Hoy en día se valora más que nunca atender a las personas, ya que esos técnicos de Selección son los primeros embajadores de esas compañías. En el caso de que hayas realizado una entrevista de trabajo y no te hayan llamado tras el proceso, te contamos cuáles pueden haber sido los motivos:

  • Están tardando más tiempo de lo normal en tomar una decisión.
  • Tu candidatura no continua y no te lo hayan comunicado.
  • El proceso, por el motivo que sea, se ha parado o ha quedado en standby.

Independientemente de la causa o el motivo, que sepas que, igual que ellos se han puesto en contacto contigo para validar su interés sobre tu candidatura, tú tienes el mismo derecho a interesarte por la valoración que hagan de la misma. En este sentido no te lo tomes como una molestia para la persona que te contactó, sino todo lo contrario. Cuando tenemos interés en algo nos movemos, preguntamos, tratamos de saber al respecto y esto es significativo de que a la otra persona le importa.

Pedir feedback es algo completamente natural y recomendable. Igual que cuando nosotros participamos en un proceso con una empresa nos comprometemos, estas también deberían hacerlo y ser transparentes a la hora de darnos las claves de en qué punto del proceso estamos o si siguen contando con nosotros.

Algunos consejos a la hora de preguntar por el estado de tu candidatura:

  • Trata de contactar por el mismo canal a través del que se pusieron en contacto contigo. Suele ser una forma muy eficaz de llegar a la persona que te contactó.
    Trata de contactar por el mismo canal a través del que se pusieron en contacto contigo. Suele ser una forma muy eficaz de llegar a la persona que te contactó.
  • A día de hoy suele ser muy útil mantener también el contacto por otros canales como por email, WhatsApp o LinkedIn. En este último, además, puedes aprovechar para mirar más información sobre la empresa, ver su actividad en redes e incluso mirar los perfiles de otras personas que trabajen ahí.
  • Elige bien el canal y el mensaje antes de dirigirte a otras personas diferentes de quién te contactó.
  • Prueba con algún compañero/a del equipo de Recursos Humanos con quien puedas contactar por LinkedIn por ejemplo y exprésale tu preocupación. Otra opción es dirigirte al buzón que la empresa tenga al respecto.
  • No seas excesivamente insistente. A veces hay personas que se dirigen a todo el equipo o que escriben a diferentes buzones de la compañía. Y es que, si bien estás en todo tu derecho de conocer en qué estado se encuentra tu candidatura, hacerlo de esta manera puede hacer que la percepción de tu candidatura por parte del técnico de selección que esté llevando ese proceso no sea lo mejor posible.
  • Si, con todo esto, no lo consigues, cada vez hay más sitios que permiten incorporar opiniones de empresas en cuanto a sus procesos de selección. Igual que cuando un servicio o producto de una empresa no es bueno, aquí también se trata de opinar, de dejar constancia de tu experiencia en forma de crítica constructiva y que les ayude a detectar la importancia de resolverlo y mejorarlo en el futuro. También como candidatos podemos y debemos ser exigentes.

En UCI tenemos definido un plan que trata de minimizar la incertidumbre de las personas que participan en nuestros procesos de selección. Asumimos que el trato con las personas en UCI debe ser de tú a tú. Trataremos siempre de dar feedback sea cual sea el momento en que la persona participe en un proceso con nosotros. Si, por lo que sea, tardamos más de la cuenta o nos despistamos, dejamos abiertos todos nuestros canales de comunicación con esa persona para que pueda pedirnos saber en qué punto se encuentra su candidatura y los motivos. Email, teléfono móvil, teléfono empresa, buzón selección, LinkedIn…. Incluso ofrecemos y ponemos a disposición de las personas que quieran la oportunidad de recibir un feedback de nuestra parte.

De esta manera damos la posibilidad de que la persona conozca los motivos por los que hemos dejado de contar con su candidatura. De este modo la persona tiene la posibilidad de reforzar esos aspectos y los podrá tener en cuenta de cara a su desarrollo profesional y a futuras entrevistas de trabajo a las que se vaya a presentar.