Una casa está llena de historias compartidas.
Aquí te contamos la nuestra

Comunicación

>

>

2024 en clave de ahorro energético

Comunicación Corporativa

-

10/01/2024

La llegada del nuevo año ha puesto fin a la denominada `Excepción Ibérica´, que permitía abaratar el coste de nuestras facturas energéticas. Además, también han comenzado a retirarse algunas medidas anticrisis vigentes de forma que el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) de la luz y del gas pasarán del 5% al 10% en 2024.

El Impuesto Especial sobre la Electricidad (IEE) subirá del 0,5% al 2,5% durante el primer trimestre del año y al 3,8% durante el segundo, para volver a su tipo original en la segunda mitad del año (5,1%).

Otra de las novedades en cuanto a gravámenes de este 2024 es que se recupera el Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica (IVPEE), que pasa al 3,5% en el primer trimestre del año y al 5,2% en el segundo.

Estos cambios podrían aumentar entre un 6 y un 7% nuestra factura de la luz, unos tres euros al mes, según los cálculos del comparador Kelisto.

Por su parte, el IVA del gas se eleva del 5% al 10% en el primer trimestre del año y, a partir de abril volverá a situarse en el 21%.

Si en tu casa cuentas con sistemas de calefacción de biomasa alternativos al gas natural, como pellets o leña, tendrás que saber que su IVA se mantendrá en el 10% hasta el 30 de junio.

¿Cómo minimizar el impacto de estas subidas de la luz en nuestros bolsillos?

Te damos siete claves para un 2024 en clave de ahorro doméstico.

 1. Luz natural: aprovechar al máximo todas las horas de sol con las cortinas y persianas abiertas para que entre la luz natural. Apagar siempre la luz si no se está utilizando o no es estrictamente necesaria.

2. Bombillas LED: la tipología de bombillas repercute notablemente en la factura de la luz. Apostar por las de LED en lugar de incandescentes supone un ahorro de más del 80%, pues necesitan mucha menos energía para su funcionamiento y la cantidad de luz que dan es la misma. Además, duran mucho más: de media 9 años, frente al año y medio de las bombillas tradicionales. Igualmente, las bombillas LED son más eficientes y suponen un mayor ahorro que las de tipo halógenas o de bajo consumo.

Otra buena práctica es reducir el número de bombillas por estancias, ya que en muchas ocasiones una lámpara tiene más de las necesarias o hay dos focos de luz muy seguidos. Se pueden eliminar algunas de estas bombillas o, en lugar de dos, utilizar una sola pero más potente, que consume menos.

3. Prácticas de ahorro en dispositivos electrónicos: cargar la batería al completo y en modo avión, no dejar los aparatos eléctricos en modo standby para reducir así un 10% al año en la factura o sustituir pantallas normales por LCD para ahorrar hasta un 37% de energía son algunos trucos de ahorro en el uso de dispositivos electrónicos.

4. Potencia real vs contratada: normalmente la potencia eléctrica contratada es mayor a la necesidad real de consumo de un hogar, pagando un coste superior al que realmente se necesita. Por tanto, es recomendable revisar la potencia de electricidad contratada, es decir el número de aparatos que se pueden tener enchufados al mismo tiempo sin que salte la luz. ¿Cómo? Sumando el gasto de todos los aparatos eléctricos del hogar y a partir de esta suma contratar la potencia necesaria. La calefacción eléctrica tira mucho de la luz y necesita entre 1.000 – 2.000W de potencia, aunque si es calefacción de bajo consumo, baja a 400-800W. El horno, la lavadora y el lavavajillas son los electrodomésticos que más potencia necesitan, con 1.200–2.200W, 1.500W y 2.200W, respectivamente.

5. Tarifa de discriminación horaria: tanto para hogares con tarifa regulada o PVPC como para los que ajustan su factura eléctrica según el mercado libre, es posible contar con las ventajas de discriminación horaria. Se trata de concentrar una gran parte del consumo eléctrico (al menos el 30%) en una franja horaria que va de las 22h hasta las 12h todo el año y desde las 23h a las 13h en verano. Estas serían, por tanto, las mejores horas para poner la lavadora o el lavavajillas, cocinar o cargar los dispositivos electrónicos, y evitar las horas normalmente más caras (14-17h y 21-22h). En los hogares con tarifa PVPC, es mejor concentrar el consumo eléctrico el fin de semana, que suele ser más económico.

6. Uso eficiente en calefacciones eléctricas: a mayor número de grados, más gasto de calefacción. De media, por cada grado menos se ahorra entre un 7-11% de la energía. La temperatura ideal está en torno a los 19-21 grados y se recomienda no sobrepasar los 16º por la noche. Además, es recomendable el uso de termostatos automáticos de regulación de temperatura, así como vestir en casa con ropa acorde al invierno y no tener encendidos los radiadores de estancias que no se utilicen habitualmente.

7. Buen uso de los electrodomésticos en la cocina: estos aparatos suponen un importante gasto en la factura eléctrica y con pequeños trucos se puede reducir esta cuantía:

  • No abusar del uso del horno para cocinar, pues es uno de los electrodomésticos de mayor consumo. Cuando se utilice, no abrirlo varias veces porque pierde temperatura y gasta más al tener que calentarse de nuevo.
  • Aprovechar calor residual de la vitrocerámica y el fuego, apagándolo unos minutos antes de que la comida esté lista.
  • Evitar abrir y cerrar el frigorífico con mucha frecuencia y mantenerlo en una temperatura de 5º para refrigeración y -18º para congelación.
  • A la hora de lavar la ropa, poner la lavadora a una temperatura entre 40-60º implica un ahorro del 40%.

¿Cómo ahorrar en gas este 2024?

Si bien una de las claves para ahorrar en calefacción es mejorar el aislamiento y cerramientos de nuestra vivienda o actuar en la envolvente de nuestro edificio, aprovechando las subvenciones y ayudas procedentes de los Fondos Next Generation EU, también puedes poner en marcha los consejos prácticos que te dejamos en el siguiente post.

Incorporar estos trucos ayudará a reducir las facturas eléctricas y de gas, haciendo más llevadera la ‘cuesta de enero’ y mejorando la sostenibilidad y eficiencia energética para beneficiar al planeta.

Entradas relacionadas

¡Nos adherimos a la línea de avales para el acceso a la vivienda de los jóvenes!

Redecora tu casa, encuentra el estilo que va contigo

7 hábitos para reducir el consumo de agua en los hogares

La Deuda Ecológica de los Hogares en España: Un Reto Urgente para la Sostenibilidad